Abran sus corazones con Magdalena Sofía: La Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús

La Provincia de BFN ha creado una serie que presenta la vida y la obra de Magdalena Sofía y nos invita a seguir su audaz ejemplo. Lee el  artículo complementario que habla de la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.

La fiesta del Sagrado Corazón es celebrada cada año por la iglesia universal el viernes posterior al segundo domingo después de Pentecostés. La fecha depende, por lo tanto, de la fecha de la Pascua con la cual esta ligada. Es la última gran fiesta antes de la reanudación del tiempo ordinario, después de los cincuenta días del tiempo pascual. Tres textos del Nuevo Testamento, en referencia a algunas imágenes bíblicas ya presentes en el Antiguo Testamento, fueron escogidas para expresar ese amor infinito de Dios que se da a la humanidad, a toda la humanidad, en Jesucristo, su Hijo Predilecto: el Buen Pastor, Jesús que acoge a los pequeños y entrega su vida por amor hasta el fin. La fiesta del Sagrado Corazón es la fiesta principal de las Religiosas del Sagrado Corazón de Jesus, es la ocasión para reunir amigos, colaboradores, familias, para un tiempo de acción de gracias, para la renovación del compromiso de todos, para el enraizamiento en el misterio del Amor tierno y fuerte de Dios para cada uno.

Para la oración

«Como era el día de la Preparación de la Pascua, no se debían dejar los cuerpos en la cruz el sábado, tanto más que ese sábado era el gran día de la Pascua. Los judíos pidieron a Pilato que hiciera quebrar las piernas de los crucificados y mandara a retirar sus cuerpos, para que no quedaran en la cruz durante el sábado, porque ese sábado era muy solemne. Los soldados fueron y quebraron las piernas a los dos que habían sido crucificados con Jesús. Cuando llegaron a él, al ver que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con la lanza, y en seguida brotó sangre y agua. El que vio esto lo atestigua: su testimonio es verdadero y él sabe que dice la verdad, para que también ustedes crean. Esto sucedió para que se cumpliera la Escritura que dice: ‘No le quebrar·n ninguno de sus huesos’. Y otro pasaje de la Escritura, dice: ‘Verán al que ellos mismos traspasaron’.»

«Y enseguida, salieron sangre y agua»: Frente a la realidad de la muerte, son dos símbolos de vida que se manifiestan. Frente a una situación difícil, aparentemente sin remedio, desoladora, ¿se presentan a veces signos de vida nueva?
¿Bajo qué forma?

«El que ha visto da testimonio»: ¿Qué hace visible el amor de Dios para mí, las personas cercanas a mí, cada uno en su vida cotidiana? ¿A qué signos se revela El?

«A fin que ustedes también crean»: No es tan fácil el no dejarse detener por las apariencias, la incomprensión, la tristeza. Puedo pedirle a Cristo hacerme entrar en el misterio de su ternura y de su delicadeza hacia todo viviente.
Dirijo mi oración de corazón a Jesús.

De los escritos

Nuestra vida, nuestras comunidades, nuestro servicio apostólico, encuentran su vitalidad en la unión y conformidad con el Corazón de Jesucristo. Esta gracia de nuestra vocación es un camino de conversión y de fecundidad apostólica. El Corazón traspasado de Jesús nos abre a la profundidad del misterio de Dios y al dolor de la humanidad y nos hace entrar en su único movimiento: adoración al Padre y amor a todos, especialmente a los pobres. Volvemos una y otra vez a estas palabras de Jesús como a una luz que, poco a poco, nos transfigura a su imagen: ‘Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón’.»

(Constituciones 1982, #8)

Textos para hoy

Aquel que, en la aventura de su experiencia religiosa, ha tenido la posibilidad de experimentar más la inaudita altura, profundidad, largueza y anchura de la realidad de la salvación, esa persona no puede dejar de repetir cuál es el centro definitivo y la verdad esencial de esta prodigiosa multiplicidad de vida y muerte, de pérdida y de salvación, de risa y de llanto, de luz y de tinieblas. Entonces dice ‘Corazón de Jesús’; entonces se vuelve hacia ese Corazón traspasado y amoroso, que nos ama en nuestras tinieblas sin salida, ese Corazón que es el corazón mismo de Dios y nos entrega, sin agotarlo, el misterio primordial de Dios. La devoción al Corazón de Jesus no se puede enseñar desde afuera. Cada uno debe, haciendo confianza a la Iglesia y a su Espíritu, tratar de acercarse a su misterio; en las horas claras u obscuras de la vida, debe, una vez por todas, hacer esta oración: «Corazón de Jesús, ten misericordia de mí». Por encima de todo, uno debe hacer de manera imprescindible la siguiente experiencia: Lo más inverosímil, lo más imposible, en una palabra, lo más evidente, es que Dios, el incomprensible, nos ama verdaderamente y ese amor se hizo irrevocable en el Corazón de Jesús.

(K. Rahner, teólogo jesuita, 1982)

Una invitación

Escojo algunas palabras que me hablan del amor de Dios: ternura, misericordia, presencia amante.

    • Esta semana, ¿como voy a vivirlas concretamente con mis prójimos, colegas y amigos?

Cantos y música

Nombre de Jesús «Letanías del Sagrado Corazón» Didier Rimaud

Nombre de Jesús, el nombre del Amado,
Nombre del Primer-nacido, ¡sea alabado!
Corazón de Jesús, ardiendo de tanto amor,
Martirizado por el pecado, ¡ten piedad de nosotros!

Somos un pueblo con el corazón palpitante, – Akepsimas

Somos un pueblo con el corazón palpitante,
Un pueblo en marcha
Paso a paso hacia tu primavera.
Somos un pueblo moldeado a tu imagen,
¡Guíanos a lo largo de los tiempos!

Escucha los cantos y la música


Section |Historia|Noticias Internacionales


Province |Bélgica/Francia/Países Bajos


Our Spirituality |Reflexiones a través del mundo


Tags |Feast of the Sacred Heart of Jesus|Fête du Sacrè-C?ur de Jèsus|Fiesta del Sagrado Corazón de Jes˙s|Madeleine Sophie|Magdalena Sofía|Saint Madeleine Sophie Barat|Sainte Madeleine Sophie Barat|Santa Magdalena Sofía Barat