Actualización Covid-19: RDC-Chad

A partir del 27 de marzo de 2020

Estamos aquí desde el 10 de marzo en este tsunami sanitario. La enfermedad comenzó en Kinshasa a través de personas que llegaron del extranjero: Francia, Bélgica, EE.UU. y luego se propagó entre la población. Es importante saber que Kinshasa es la tercera megalópolis más grande de África, con 12 millones y medio de habitantes que viven principalmente en ciudades insalubres. La situación está empeorando porque hemos pasado en 15 días de tres casos a 45, y eso es mucho. Hasta la fecha, una persona se ha curado y tres han muerto.

La medida de confinamiento, quedarse en casa, es difícil de respetar porque la población vive día a día. No pudiendo hacer reservas, si no salen no pueden comer.

El suministro de agua y electricidad es un problema en varios distritos de Kinshasa, donde hay muchas dificultades en el respeto de las normas básicas de higiene, como lavarse las manos en todo momento. La proximidad en parcelas 3-4 familias no permite el “distanciamiento social” solicitado.

En tiempos normales el transporte es difícil y en este momento es aún peor, podemos transportar de 3 a 19 personas dependiendo del tamaño del vehículo. En las paradas todo el mundo empuja porque todos quieren salir…

El 24 de marzo el presidente Tshisekedi hizo otra intervención para subrayar la gravedad de la situación: los investigadores y el presidente dijeron que Gombe, Kitambo y el distrito de Kinshasa son el epicentro de la pandemia: se consideran una zona roja.

A partir del 25 de marzo la capital está en cuarentena = no más entradas o salidas de las provincias a Kinshasa y viceversa. Las fronteras externas están cerradas desde el 19 de marzo y las internas desde hoy. El presidente ha intensificado las medidas preventivas, todo está cerrado en todas partes, sólo las tiendas de alimentos están abiertas, así como los mercados. Todas nuestras escuelas están cerradas, todos nuestros trabajadores se han ido a casa, como los vigilantes. Hemos cerrado todo excepto los dos centros de salud de Kipako y Mbansa Mboma que confiamos a sus oraciones porque no hay medios de prevención (máscaras, guantes suficientes…).

En las provincias, todas nuestras reuniones, el retiro de abril y la visita al Chad han sido cancelados. El consejo provincial operará por Skype para no viajar.

Hasta ahora en la comunidad estamos bien, estamos observando las medidas preventivas como se recomienda y estamos estableciendo una nueva convivencia 24/7 juntas, repartiendo entre nosotras las tareas realizadas por nuestro personal. El tiempo nos permite rezar más, porque las eucaristías son raras, si no totalmente ausentes en algunas comunidades, ya que los sacerdotes no pueden viajar, al menos en Kinshasa. La Hna. Elysée Masala ha tenido la buena iniciativa de proponer una cadena de adoración perpetua en toda la provincia del Chad (de 00:00 a 24:00 horas). Prácticamente todas las rscj participan, incluso las de Francia y España, a veces varias a la misma hora.

Nuestra esperanza es que Kinshasa pueda evitar este flagelo, que sería una verdadera catástrofe, sobre todo en las ciudades. ¿Escuchará el Señor nuestra oración? Gracias por acompañarnos y apoyarnos con los países de Europa y los EE.UU. que ya están muy afectados.

CHAD:

Por el momento en el país hay dos casos registrados, pero ya hay el confinamiento aunque poco respetado porque la gente no parece ser todavía consciente del peligro. Las escuelas están cerradas, así como los mercados. Nuestras hermanas están bien. Por el momento, el panorama es menos obscuro que lo de Kinshasa. Por otro lado, hubo un ataque de Boko Haram en el lago Chad, que mató a 200 soldados chadianos, muchos de ellos de Bongor. Unámonos al dolor de estas familias.

Brigitte / Josée / Albertine / Dorota​
 
 

Section |Noticias Internacionales


Province |Republica Democratic de Congo / Chad