Janet Stuart: Una mujer de la relación que nunca dejó de buscar….

Foto por Katie Colbran nscj (ENW)

Estoy agradecidísima a haber podido participar en las celebraciones del centenario de Janet Stuart en Inglaterra.  Cada ponencia fue sugerente y me ayudó a penetrar en la herencia espiritual de esta mujer excepcional.
 
Lo que más me ha impresionado  ha sido la extraordinaria autenticidad de Janet Stuart.  Durante toda su vida mantuvo los ojos fijos en Dios. Siendo muy joven empezó a buscar  su ‘Telos’ y lo halló cuando escribió junto a un lecho de jacintos azules: “La palabra de Dios me llegó y lo vi todo”.  Obviamente este fue un momento muy especial para ella, pero, aun más importante, Janet fue ‘un artículo inacabado’, como la calificó con gran precisión Sue Acheson (ENW): nunca dio por concluida su búsqueda y permaneció abierta a la relación amorosa con Dios. Me parece que la perspectiva  presentada por Sue en su charla introductoria a la Conferencia Académica -que “el verdadero ‘Telos’ de Janet fue ser ella misma”- tiene un significado muy particular en el mundo actual, donde cada cual intenta hacer de nosotros  personas diferentes.
 
Janet fue también mujer de relación. Lo destacó Mary Hinde (ENW) en su ponencia ‘Janet Stuart, maestra de novicias’. Las palabras de Janet eran palabras de quien comprende profundamente a los seres humanos –sus sufrimientos, combates, temor, soledad, así como sus esperanzas y su capacidad de aspirar a la felicidad. Me impactó mucho su ilimitada confianza en Dios, que realmente nos libera y nos transforma.  Esta confianza, esta esperanza fueron el manantial principal de su anhelo apostólico de saciar el hambre y la sed espiritual de las personas.
 
Después del conjunto de Conferencias en Roehampton y en High Leigh, las palabras de Janet Stuart que resuenan en mí con más intensidad y más realismo son:
  
“El mundo espiritual es riquísimo, de riqueza tropical, y uno ansía explorarlo y  hablar de él a quienes debemos cuidar, es decir, a todos nosotros.  En mis viajes he encontrado en toda la Sociedad esta bienaventuranza de hambre y sed de las cosas de Dios, y estoy absolutamente segura de que  hemos de trabajar  en la línea de las cosas espirituales, especialmente en las conversaciones espirituales, a fin de hallar algo que alivie nuestra propia hambre y sed  y  algo que podamos ofrecer a los demás”
 
De nuevo  muchas gracias.
 
Yukiko Aoki rscj

Province |Japón


Our Spirituality |Reflexiones a través del mundo


Tags |Janet Stuart